sábado, 23 de enero de 2010

EVA, de Kike Maillo: rodaje en Suiza

Desde que en mayo del año pasado dediqué por primera vez un post a este largometraje de ciencia-ficción dirigido por Kike Maillo y producido por Escandalo Fims, he podido comprobar el interés que despierta; de hecho no pasa prácticamente ni un sólo día en el que alguno de vosotros no llegue a Betacinema buscando información sobre EVA.

En este momento el equipo de rodaje de EVA se encuentra en Suiza en la tercera semana de rodaje del film, que tiene estreno previsto para otoño de 2011 (!!), posiblemente -eso lo digo yo-, pensando en su presentación en el marco del Festival de Sitges. Como muestra una de las pocas imágenes promocionales del film, los paisajes nevados juegan un papel destacable en la historia, lo que exigirá a su equipo trabajar duro en exteriores bajo condiciones climáticas difíciles, aunque todo apunta a que de momento la climatología acompaña.

Dicho esto, quiero explicaros porque, por mucho que me guste el proyecto, voy a dejar de hablar de él en Betacinema. Cómo sabéis, el objetivo de este blog es destacar iniciativas, proyectos, técnicas, ideas, recursos e individuos que, de una forma u otra, ejemplifiquen nuevas formas de concebir, producir o difundir cine. Y siendo esto todavía muy amplio (no se habla de Avatar, por ejemplo), el foco de Betacinema son nuevas prácticas, nuevas propuestas que redefinan la relación entre lo profesional y lo amateur, los productores y los consumidores, entre el cine y otras formas audiovisuales, entre el 'mainstream' y lo 'independiente'... Eso que de otra manera denomino 'cine en conexión', un ámbito amplio pero que marca una cierta distancia y define una línea personal en relación con otras posibles aproximaciones a la actualidad o la reflexión sobre el cine y lo audiovisual en general. Para mí, en la 'línea editorial' de Betacinema resulta clave la noción de 'apertura ' de los textos cinematográficos, sea a través de la multiplicidad de productos y experiencias (lo que nos llevaría a conceptos como cross-media o transmedia), de la integración de los públicos en los procesos creativos (lo que nos lleva a hablar de cine participativo o cine colaborativo) o de las licencias de acceso y uso a los objetos (lo que nos llevaría a hablar de licencias flexibles, contenidos abiertos o cine open source). Y podríamos sin duda identificar otras formas de apertura emfatizando aspectos estéticos y tecnológicos, que mucho tienen que ver con el medio que justifica y acoge nuestra actividad, obviamente, Internet.

EVA llegó a este blog por la fascinación que me provocó su hoy 'perdido' teaser, concebido como una micronarración, superando la tradicional estructura de imágenes impactantes habituales en este tipo de objetos promocionales. Con el tiempo, sin embargo, se ha ido imponiendo una lógica promocional distinta -y totalmente lícita, aunque esté en desacuerdo con ella-, basada en la limitación y extrema dosificación de la información: el teaser poster, el teaser propiamente dicho, las imágenes de rodaje e incluso detalles argumentales que pueden considerarse actualmente como 'spoilers' han tenido que desaparecer de Internet (y así se me ha pedido también a mí).

Todos estos aspectos sitúan el proyecto (desde un punto de vista de producto) en las antípodas de la filosofía Betacinema: entrando ya en la segunda década del siglo XXI me parece sumamente extraño que se pretenda controlar y dosificar hasta el mínimo detalle de un producto que ya ha creado una audiencia; una audiencia que está ya habituada a una forma más próxima de seguir la evolución de los proyectos que le interesan. Porque es precisamente en cine de géneros como el terror o la ciencia-ficción donde se ha sabido innovar más y mejor en la relación entre productores y públicos. A título de ejemplo, quiero recordar que District 9 se basaba muy directamente en un cortometraje de su director, Alive in Joburg, el cual ha estado disponible de forma gratuita en Internet. Por no hablar del interés que generan los diarios de producción en Internet, las piezas promocionales de tipo viral que ayudan a crear interés, la creación de comunidades de interés...

Sirva esta nota no como crítica a los creadores del film -ni mucho menos- sino como expresión de la frustración personal que me ha supuesto observar la evolución de la estrategia promocional y de relación con su público potencial alrededor de EVA (la desangelada web oficial del film no ha hecho más que corroborar esta sensación). Nada que ver con el interés que me despierta como apuesta decidida del cine español por la ciencia-ficción y la admiración del planteamiento de Kike Maillo y su equipo. Ánimo y mi más caluroso abrazo en este frío invierno.

1 comentario:

Aldabra dijo...

ayer fui a ver esta película y me encantó... buscando más información sobre ella dí con tu blog.

biquiños,